Sublime Text lleva siendo mi editor preferido para trabajar desde hace un montón de años. Es muy ligero, me gustan los atajos de teclado, muy configurable y tiene un sistema de plugins que le da mucha potencia.

La versión 3 lleva en beta por lo menos desde 2013, y todo el tiempo que llevo usándola no he tenido problemas.

Quería escribir un articulo con mi configuración personal que utilizo para trabajar en proyectos Drupal, y que aporta funcionalidad y facilita la vida. Como resumen:

  • Revisión de código al momento: Marcado de estándares de Drupal, errores de sintaxis, etc.
  • Marcado de modificaciones en Git: Cada cambio que hacemos en un fichero lo vemos resaltado, muy útil para saber de un vistazo las modificaciones que hemos hecho al archivo.